Felicitación Pascual del Ministro general

PASCUA DE RESURRECCIÓN 2012

Fray Marco Tasca

Queridos hermanos: 

Me alegra poder contactar con vosotros a través de la página web de la Orden para desearos el don de Jesús Resucitado: la paz, aquella que ilumina el corazón y lo predispone a la escucha y a la acogida. 

El Misterio que celebramos nos hace volver a las raíces de nuestra vocación cristiana y franciscana. De hecho, la Pascua de Jesús es la expresión más alta de su cercanía al hombre, de su hacerse Hermano universal y Salvador de todos. Estamos llamados a entrar en este misterio “de muerte y de gloria”, como nos recuerda la Liturgia, para ser testigos eficaces. No se trata de desarrollar teorías acerca de lo que el Señor hizo y vivió, sino de dar testimonio. Como cristianos, y por lo tanto como franciscanos, estamos llamados a ser testigos del Resucitado. 

Nuestro testimonio quiere explicitarse a través de una actitud tan querida para san Francisco como fue la alegría, expresión profunda y auténtica del verdadero gozo pascual. Si conseguimos vivir nuestra consagración animados por este espíritu, nuestra vida tendrá realmente sentido y nuestro testimonio será eficaz. 

Os deseo de todo corazón que podáis celebrar la resurrección de Cristo con “verdadera alegría”, reconociendo su presencia en el rostro del hermano. 

¡El Señor os dé su paz! ¡Feliz Pascua!
Roma, 8  de abril de 2012
Convento de los Santos Apóstoles

Entradas populares