17 de febrero de 2013

CLAUSURA DEL 200º CAPÍTULO GENERAL DE LA ORDEN


Esta mañana, con la celebración de la Eucaristía y el gesto del envío de los frailes ante la tumba del padre San Francisco, se ha dado por terminado el 200º Capítulo general de la Orden.

El Ministro general ha querido hacerlo bendiciendo a todos los frailes con el pergamino que contiene la bendición autógrafa de San Francisco a fray León e invocando la protección y el auxilio de la Inmaculada Madre de Dios, patrona de la Orden Franciscana:

Santa María, mujer creyente, ayúdanos a tener la valentía de ponernos en camino para volver al “centro” de nuestra vida. Tú que no tuviste miedo de abandonarte a la Palabra del Padre que pedía hacerse carne en ti para nuestra salvación, enséñanos a dar el salto de la fe con la fuerza de un “sí”, capaz de vencer tantas resistencias y condiciones... Llévanos a Jesús, tu Hijo, verdadera perla preciosa, y ayúdanos a comprender el valor auténtico de las cosas que no tienen precio. Amén.

¡Para alabanza de Cristo y de su siervo Francisco!