POR CRISTO, CON ÉL Y EN ÉL

Queridos lectores de nuestro blog vocacional-franciscano, con estas preciosas palabras de santa Clara, recogidas en su segunda carta a Inés de Praga, queremos desearos una muy feliz y santa Pascua de Resurrección, con la esperanza cierta de que unidos a Cristo nada hemos de temer, porque ¿quién podrá apartarnos de su amor? 

Él está vivo y nos ama como nadie. Él es el Hijo del Dios vivo, esplendor del Padre, luz eterna. Él es el Rey de la gloria, Sol de justicia, hijo de la Virgen María. Él es el Consejero maravilloso, Señor eterno, Príncipe de la Paz. Él es el  manso y humilde de corazón, nuestro socorro y nuestro refugio. Él es el Dios de paz, amigo de los hombres, fuente de vida y de santidad. Él es el hermano de los pobres, bondad sin medida, sabiduría inagotable, nuestra vida eterna. ¡Alegrémonos! ¡Aleluya! 

«Si sufres con Cristo, reinarás con Él; si lloras con Él, gozarás con Él; si mueres con Él en la cruz de la tribulación, poseerás con Él la gloria del cielo en el esplendor de los santos, y tu nombre será inscrito en el libro de la vida, y será glorioso entre los hombres. Por lo cual, participarás para siempre y por los siglos de los siglos, de la gloria del reino celestial a cambio de las cosas terrenas y transitorias, de los bienes eternos a cambio de los perecederos, y vivirás por los siglos de los siglos» (Santa Clara de Asís).

¡A Cristo, vencedor de la muerte, gloria para siempre! 

Entradas populares