UN DÍA IMPRESIONANTE: ¡GRACIAS, SEÑOR!

Este día de gracia y bendición que hemos vivido (Octava de Pascua, Divina Misericordia y canonización de Juan Pablo II y de Juan XXIII) bien podríamos resumirlo con estas palabras de san Francisco de Asís:

Amemos todos con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente, con toda la fuerza y fortaleza, con todo el entendimiento, con todas las fuerzas, con todo el esfuerzo, con todo el afecto, con todas las entrañas, con todos los deseos y voluntades al Señor Dios, que nos dio y nos da a todos nosotros todo el cuerpo, toda el alma y toda la vida; que nos creó, redimió y por sola su misericordia nos salvará.


¡A ti, oh Dios, te alabamos; a ti, Señor, te reconocemos!

Entradas populares