15 de septiembre de 2014

TRES LUGARES, TRES SEMILLAS DE ESPERANZA VOCACIONAL

Son tres lugares "muy lejanos" entre sí, tanto a nivel geográfico como social, cultural, religioso... En los tres, durante los últimos decenios, se han vivido tiempos difíciles para la fe (persecución, secularismo, indiferencia, escándalos, relativismo...) y, consecuentemente, para las vocaciones. Proceso que, en gran medida, sigue aún vigente. Sin embargo, en los tres lugares las semillas de esperanza vocacional no dejan de germinar año tras año. Son un motivo de alegría y de agradecimiento al Señor, dueño de la viña y de los sembrados, que no deja de bendecir a la familia religiosa de su humilde siervo Francisco con nuevos hermanos. También son un motivo de aliento y de esperanza para la vida franciscana en España, que está atravesando tiempos recios. Las fotos son recientes.

Algunos miembros de la nueva comunidad de Greyfriars de Oxford, con la comunidad de monjas anglicanas
En Gran Bretaña e Irlanda se acaba de abrir de nuevo la casa de formación por el número creciente de frailes ingleses e irlandeses. Y, además, en un lugar como Oxford, después de casi 500 años de ausencia forzada (expulsados por Enrique VIII), donde enseñaron teología maestros de la Orden de la talla del beato Duns Escoto, Roger Bacon o Guillermo de Ockham. El precioso convento en el que residirán 12 frailes a partir del 26 de septiembre (¡pues el antiguo de los Greyfriars fue demolido!) ha estado habitado por una congregación de monjas anglicanas, que se lo han cedido a nuestros frailes por falta de fuerzas jóvenes. Pedimos al beato Agnello de Pisa, iniciador de la misión de la Orden en suelo inglés, que interceda por nuestros hermanos. ¡Bendito sea el Señor!

Novicios vietnamitas del curso 2014-2015
En la República Socialista de Vietman nuestra presencia es mucho más reciente por la imposibilidad real de abrir casas religiosas hasta hace muy poco. La historia contemporánea de este país asiático está jalonada de acontecimientos trágicos y dolorosos. Aunque el catolicismo se introdujo en el siglo XVI, sólo hay 9 millones de católicos sobre una población total de 90 millones. Hoy en día, aunque la situación política ha cambiado y muestra signos de apertura, los católicos vietnamitas son vistos con recelo por el gobierno comunista. Vietnam no tiene relaciones con la Santa Sede, por lo que la Iglesia católica en Vietnam está bajo supervisión del Estado. Aún así, la fe de este pueblo es fuerte. Año tras año, el número de novicios no deja de aumentar. ¡Bendito sea el Señor!

Algunos de los profesos en la casa de estudios que la Orden tiene en Washington, DC.
También en los Estados Unidos, después del "tsumani" de los escándalos sexuales del clero, comienza a resurgir entre los jóvenes el deseo de escuchar la llamada de Dios y de entregar su vida a Cristo. Las estadísticas hablan de un humilde pero firme despertar vocacional en las Provincias USA. Dios quiera que el resultado de este proceso doloroso, pero a la vez purificador, sea una Iglesia y una vida religiosa más pequeñas pero mucho más fervorosas y evangelizadoras, listas para lanzarse en la Nueva Evangelización de los Estados Unidos. ¡Bendito sea el Señor!